9 de ene. de 2012

Entrevista a Laura S.B

Novelas y Palomitas una vez más apuesta por los Nuevos Autores. ¡Y qué autores!

En esta ocasión, traigo una entrevista de “uno de los nuestros” no sé si “scorsessiana” pero desde luego sí bloggera, una compañera por lo tanto, y una artista ilustradora, artista de las manos en todos los sentidos pues también tiene otro blog en el que hace monerías de fieltro, Laura S.B.


Formato: 140x216 mm
Número de páginas: 228
Encuadernación: tapa blanda con solapas.
ISBN: 978-84-937612-0-2
Edición: diciembre, 2009
Precio: 14,50 €
e-book: 7 €





(Abajo pongo los enlaces a sus blogs y a sus libros)

 Bueno, Laura, para empezar, vamos con las preguntas de rigor, las serias, las inevitables pero después no te quedará más remedio que sacar algo de ti misma y contárnoslo en ESTO O AQUELLO: 60”

JUNE: ¿Cuándo comenzaste a escribir y por qué?

LAURA S.B: Empecé a escribir en la guardería, con los cuadernillos Rubio, pero lo que más me gustaba era completar los dibujos que venían punteados más que las letras. Más tarde, y artísticamente hablando, empecé a escribir guiones para cómics. Por aquel entonces tenía unos 13 o 14 años y fue cuando decidí que quería hacer Bellas Artes (aparte de lo creativo poco tiene que ver con la literatura). Lo que no me imaginaba era que al terminar la carrera surgiría un nuevo proyecto en mi cabecita, tan ambicioso que me espoleó para que probase la literatura como medio de expresión. Fue a los 23 años cuando escribí mis primeros relatos y cuentos e hice mis primeros pinitos literarios, que en realidad fueron por pura necesidad creativa.

JUNE: Lo de los cuadernillos Rubio, me ha llegado, XDDD.
Tienes dos novelas publicadas. Háblanos brevemente de ellas. De qué tratan y a qué publico van dirigidas.

LAURA S.B: Principalmente mis novelas van dirigidas a un público juvenil, aunque dependiendo de la historia la recomendación de edades sube o baja (no queremos que ningún padre se mosquee). Me gusta probar un poco de todo y normalmente escribo lo que me pide el cuerpo, así que las historias son muy dispares. Tengo escritos tanto para jóvenes como para adultos o niños, aunque como suelo tratar el género fantástico automáticamente se le cataloga de juvenil. Llevo esa etiqueta en la frente con mucho orgullo.
Las dos novelas que tengo publicadas son El Imperio Plateado (primera parte de la trilogía La luz de Léoen), y es una mezcla de fantasía y ciencia ficción que trata sobre una  guerra entre dos civilizaciones.
La otra es El juego de Claudia, una novela corta difícil de emplazar en un solo género porque tiene varios ingredientes: terror, fantasía, ambiente gótico y timburtiano… Es un homenaje a las historias como Alicia en el País de las Maravillas, pero más macabro y desde mi particular punto de vista.

J: ¿Cuánto tiempo te llevo confeccionarlas? ¿Cuántas revisiones pasaron?

L: La trilogía me llevó cerca de 4 años terminarla. Y no sólo terminarla sino revisarla y corregirla, de hecho ahí sigo reescribiendo. Ya anuncié en su momento que había dejado a la editorial y que próximamente podría ser posible la reedición con otra editorial diferente. De momento es uno de los proyectos que tengo en el aire.
Y El juego de Claudia tardé de 4 a 5 meses, si mal no recuerdo, ya que es muy cortita y la escribí precisamente para despejarme de la aventura “leoeniana”.

J: ¿Qué es lo que más destacarías de tu novela? ¿Y respecto a tu estilo a la hora de escribir?

L: Mis novelas, como ya digo, son muy diferentes entre sí, pero lo que tienen en común es mi firma. Algo que me fascina de los libros es que tengan personalidad, ya sea de la mano del autor o porque la historia tenga vida propia. Es eso precisamente lo que busco en mis historias, que tengan carácter y además que sean capaces de entretener a los lectores. No es tarea fácil y en realidad no sé si lo he conseguido con estas dos novelas, habrá que preguntar a los lectores.

J: ¿Cómo van las ventas de tus libros?

L: Pufff, pues como todo en estos días que corren. ¡¡Mal!! La crisis ha hecho mucha mella en el mercado editorial, incluso leí hace poco que las ventas habían caído casi un 50%. Es terrible, pero también comprensible teniendo en cuenta que la mayoría estamos sin un trabajo decente o estable. En lo primero que se recorta es en entretenimiento.
Aparte de esto también hay que tener en cuenta que las editoriales pequeñas no tienen la capacidad de distribución o publicitaria que las editoriales medianas o grandes. Pero por algo se empieza, y además las pequeñas tienen el valor añadido de que tratan con mucho mimo a cada uno de sus libros y autores.

J: ¿Cuánto tiempo dedicas diaria o semanalmente a escribir?

L: Si no contamos el blog, para el que escribo casi a diario, he de confesar que últimamente escribo mucho menos de lo que debería. Me gustaría poder escribir todos los días sin falta pero unas veces por tiempo, otras por cuestión de ánimos y la mayoría de las veces por pereza, se queda en día sí, día no, que no está mal, pero debería apretarme más el cinturón y ser más exigente con mis horarios de trabajo. A esto se le llama autobronquearse. Tomaré nota…

J: ¿Autobronquearse? La nota la tendré que tomar yo, XD.
¿Eres metódica o más bien caótica a la hora de escribir?

L: Yo diría que mi orden y organización a la hora de escribir alcanza el nivel de friqueza máxima. Soy absolutamente metódica, no tanto como algunos casos extremos que han llegado a mis oídos, pero casi. De hecho para cada historia suelo tener un cuadernito donde voy escribiendo los resúmenes, diseños de personajes, líneas argumentales o temporales, etc. Todo lo que haga falta para combatir a mi mala memoria.

J: ¿Qué manías tienes antes de sentarte en la mesa? ¿Y qué objetos nunca pueden faltar en ella, quitando el ordenador obviamente?

L: Antes de ponerme a escribir siempre recojo la mesa, ordeno todos los papelitos y a veces hasta le quito el polvo (esto último es por mi alergia). Nunca me falta papel y bolígrafo, y normalmente tengo “algo”, ya sea un trozo de papel, clip o cualquier basurilla a la que poder manosear mientras pienso.

J: ¿A cuántas editoriales enviaste tu manuscrito antes de verlo publicado? ¿Cómo fue tu experiencia?

L: En ambos casos lo envié sólo a una editorial, y en ambos casos fueron las editoriales las que contactaron conmigo para ver si tenía alguna obra para publicar. ¡Qué suerte! Tanto Bicho Ediciones como Ediciones Babylon, en su momento, acababan de nacer y buscaban escritores noveles a los que publicar. Les envié mis obras y tras valorarlas decidieron publicarlas.

J: ¿Alguna vez has participado en concursos literarios? Si la respuesta es sí, resúmenos tu experiencia.

L: Que yo recuerde creo que he participado en un par de ellos. Uno fue el Certamen de Creación Joven de Sevilla, donde seleccionaron mi relato para la posterior exposición. El otro concurso ya ni recuerdo quién lo organizaba (hace ya una pila de años), pero también fue en mi ciudad.
La verdad es que no soy partidaria de los concursos literarios.

J: ¿Qué recomendarías a alguien que quiera escribir una novela? ¿Qué crees que es fundamental?

L: Lo imprescindible son las ganas de llevar a cabo tu proyecto hasta el final porque supone mucho esfuerzo y mucho trabajo. Hay gente que se acaba aburriendo y dejando aparcado el texto. Y en segundo lugar el aprendizaje y el estudio son otros dos factores imprescindibles y que muchos dejan de lado. Para ser escritor, aparte de tener imaginación o ideas originales, hay que conocer como mínimo la ortografía y además intentar superarse cada día y aprender cosas nuevas.

J: ¿Cómo ves el panorama literario actual? ¿Hay opciones para los nuevos autores o las mejores cartas ya están repartidas?

L: El panorama lo veo negro como el culo de un grillo, con perdón de la expresión. Si echamos el ojo a cualquier librería lo que vemos son libros de autores extranjeros, en su mayoría (y me refiero al género juvenil sobre todo). Me consta que en España hay muy buenos autores de fantástica y juvenil que quedan relegados a un segundo plano porque lo que “vende” son las novelas de moda que nos llegan de EEUU. Y esto no quiere decir que tengan más calidad que las historias que se crean aquí.
Tal y como pasa en cualquier disciplina artística, los autores españoles si queremos vivir de lo que escribimos más nos valdría largarnos muy lejos del país. Es una pena pero es la realidad.

J: ¿Crees que se puede vivir de la escritura?

L: No, por el motivo que he descrito ahí arriba y por muchos otros. Lo que los autores nos llevamos por venta es risible, para tener el sueldo mínimo al mes habría que vender una cantidad ingente de libros, y eso, en las condiciones que se nos suele ofrecer, es casi imposible.

J: ¿Por qué escribir novelas? (Sé que es una pregunta un tanto etérea pero inténtalo)

L: En mi caso escribo porque si no podría explotar. De alguna manera tengo que canalizar las cosas que se me pasan por la cabeza y transformarlas en algo. Antes dibujaba, ahora escribo porque he descubierto que las posibilidades son infinitas.

J: Con todas las cosas que haces: ilustras, escribes novelas, actualizas tu blog, haces cosas de fieltro… ¿Cómo te organizas, de dónde sacas el tiempo? Porque imagino que además, como la mayoría de los mortales, también tendrás tu trabajo.

L: En resumen, salgo poco. Pero aparte de eso intento organizarme el tiempo libre. Cuento con la ventaja de que no me gusta ver la tele así que ahí ya le gano algunas horas al día.

J: Háblanos de tu experiencia como bloggera. Pros y contras.

L: Pues lo cierto es que hasta hace cosa de dos años no tenía ni idea de lo que se cocía por la blogosfera. Creé mi blog personal a cuenta del estreno de mi primera novela pero al final se ha convertido en un rinconcito imprescindible para mí. Me lo paso muy bien escribiendo mis cosillas en él y además me encanta poder leer las opiniones de los demás y conocer a gente tan fantástica y que tiene mis mismas aficiones.

J: Una pregunta que te hubiera gustado que te hiciera y no lo he hecho.
 
L: Si prefiero usar camisón o pijama para dormir. Soy pro-pijama, son más calentitos.

J: Me refería a una pregunta menos personal pero te agradezco la aclaración. Que a todos les quede claro que nuestra artistaza no es de camisones.


ESTO O AQUELLO: 60”

Laura, tienes sesenta segundos para responder ¿Preparada?

Norte o sur: Sur, que el tiempo es más cálido.
Arriba o abajo: Arriba, aunque como soy bajita nunca llego.
Diestra o zurda: Ambidiestro.
Blanco o negro: Negro, está claro.
Fanta o Schweppes: Cerveza, lo demás es para nenazas.
Dulce o salado: Dulce y después quicos.
Café o té: Té, a ser posible de sabores exóticos.
Solo o con azúcar: Con mucha azúcar, por favor.
Conducir o que te lleven: Que me lleven, ojalá tuviese chófer.
Armani o Valentino: ¿Tú sabes que eso tiene premio?
Perros o gatos: Soy fan de los gatos desde siempre.
Sol o lluvia: Sol, pero con factor protector, que el melanoma puede estar a la vuelta de la esquina.
Porche o Ferrari: En realidad tengo un Clio.
Bolígrafo o pluma: Bolígrafo de tinta de gel que escriben muy bien.
Día o noche: Para vivir mejor de día, para dormir de noche.
Nora Roberts o Lisa Kleypas: No he leído ninguna de sus novelas ni he tomado café con ninguna de las dos, así que lo dejaré en empate.
Chaplin o Buster Keaton: Chaplin. ¡Es capaz de comerse una bota!
Spielberg o Kubrick: Para una tarde palomitera mejor Spielberg.
Katherine Hepburn o Meryl Streep: Hepburn. Todo lo de antes era mejor.
El mago de Oz o El rey león: El mago de Oz también tiene un león, es más completo.
Elvis Presley o Michael Jackson: ¡Elvis vive!
Madona o Lady Gaga: La Madona de los 80.
True Blood o Walking Dead: Walking Dead, pero el comic original, la serie es un timo.
Los juegos del hambre o Las crónicas de Idhún: Los juegos del Hambre a pesar de que Katniss se merezca una colleja.
Picasso o Dalí: Dalí, a Picasso no hay quien le entienda.
Madrid o Barcelona: Tengo a mi otra mitad en Madrid.
Rápido o despacio: No soporto las demoras así que cuanto más rápido mejor.
Ordenada o caótica: Ordenada.
Fantástica o realista: Tengo muchos pajaritos en la cabeza pero son bastantes realistas.
Brazts o Supernenas: Supernenas. En la facultad me llamaban Burbuja, no sé por qué.
Batman o Superman: Masacre.
Vampiros u hombres lobo: A estas alturas no soporto a ninguno de los dos, soy más de zombis.
Romántica o erótica: A eso súmale lo pornográfico.
Radio o TV: Ninguna de las dos.

Novelas o Palomitas: Elijo novelas, las palomitas están ricas pero es que cuando acabas de
comer se te han metido entre las muelas y no veas si molesta.

JUNE: Esto es todo Laura, muchas gracias por dejar que nos acerquemos un poco más a ti. Esperamos que sigas escribiendo y sorprendiendo con nuevas novelas.

LAURA S.B: De nada, gracias a ti por abrir las puertas de tu blog e invitarme, me lo he pasado bomba contestando el “esto o aquello”, ¡qué diver!



Los blogs de Laura S.B: http://laluzdeleoen.blogspot.com/

La web de su libro "El juego de Claudia": http://eljuegodeclaudia.es/

Reseñas de su libro "La luz de Léoen. El imperio plateado": http://laluzdeleoen.blogspot.com/search/label/rese%C3%B1as%20LLDL

Sinopsis de su libro "La luz de Léoen. El imperio plateado": http://laluzdeleoen.blogspot.com/2009/11/sinopsis-de-el-imperio-plateado.html

8 comentarios:

  1. Lo que me he reído con tus comentarios XD
    Gracias por la entrevista, me lo pasé genial respondiendola.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado la entrevista. Muy divertida, y las preguntas en sesenta segundos son buenísimas. Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Jajajajajaj.. me ha encantadooo, si es que eres un encanto, Laura:D

    Entre lo de los cuadernillos Rubio, lo de la crisis... qué de razón tienes:D

    Un besoooo

    ResponderEliminar
  4. Muy buena entrevista ^^, me encanto

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Una entrevista super completa y de lo más divertida XD

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  6. ¡Enhorabuena por esta lograda entrevista! ¡Un abrazo.!

    ResponderEliminar
  7. Una entrevista estupenda . Tus preguntas han sido geniales y divertidas... Y Laura no se ha quedado atrás... Un saludo

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante para mí.