25 oct. 2011

La Tregua de Mario Benedetti

Y A TI TE ENCONTRÉ EN LA CALLE

Porque sí. Esta novela llegó a mis manos cuando, hace bastantes años, bajaba de un autobús en Madrid. Venía de un largo viaje y ya se sabe que en los viajes, mientras uno observa por la ventanilla, se piensan muchas cosas, se planifican otras tantas, y se llevan a cabo las que menos. Es sólo una ilusión pero ¡cómo nos gusta evadirnos mientras miramos el paisaje!
A mi alrededor, intenté averiguar a quién podía habérsele caído el libro. No vi a nadie en el autobús que lo estuviera leyendo. Quizá algún viandante... Pero no. Aquel libro estaba allí en el suelo para mí. Allí estaba mi tregua y la de Mario Benedetti. Tenía ya muchas marcas de huellas de zapatos sobre su lomo de bolsillo. Lo limpié con la manga de mi chaqueta (me dio un poco de asco) y lo guardé en mi bolso. Pocos días más tarde, lo empecé a leer... Y me entusiasmó, como después decubriría que entusiasmaba a millones de personas en el mundo. Cuando algo está bien escrito, cuando una trama está bien hilada, cuando es de tan fácil lectura, cuando los personajes te llegan y te emocionan, cuando te identificas con ellos, ese, sin duda, es el resultado: millones de personas adoran esta novela.

SINOPSIS


Martín Santomé, el protagonista, es un oficinista montevideano, viudo y con tres hijos. En las vísperas de su jubilación comienza a registrar en un diario su vida gris y sin relieve. La cotidianeidad en la oficina y la de un hogar desunido y crispado se verán alteradas cuando irrumpe en su rutina la joven Laura Avellaneda, su nueva empleada. Y Martín, casi sin proponérselo, decide abrir en su vida un paréntesis luminoso.
Mario Benedetti nos da tan sólo una mirada en una etapa de la vida de Santomé, pero en las entradas del diario se ofrecen retrospectivas al pasado, así que el lector sabe lo que pasó antes del comienzo del diario.

El título La Tregua se refiere al espacio de tiempo que el protagonista tiene con su novia Laura Avellaneda. Es sólo un corto periodo, una escasa dicha que termina demasiado pronto. Al final de la novela,  la situación del protagonista es casi la misma que antes de la tregua, sólo que ha podido experimentar un periodo de felicidad que posteriormente echará en falta.

La soledad y la incomunicación, el amor y la sexualidad, la felicidad, la muerte y los problemas políticos son algunos de los temas que aparecen en La tregua, una novela publicada en 1960 que se ha traducido a decenas de idiomas, ha alcanzado 148 ediciones y ha sido adaptada al cine (una versión fue finalista al Oscar), la televisión, el teatro y la radio, pero que sobre todo ha gozado de la excepcional acogida de los lectores de todo el mundo.

A Benedetti siempre le asombró el entusiasmo de la gente por esta novela que él no consideraba la mejor de las suyas. Pero el público es quien manda y La Tregua gusta por muchos motivos, como que es una novela de amor y el amor, ya se sabe lo que dicen, mueve montañas (y traspasa continentes).

* Encuentra más libros de Mario Benedetti en la web doctortrade.com ¡al mejor precio!

3 comentarios:

  1. Siempre me he acercado a Benedetti por sus poemas (sublimes), pero nunca me he parado en su prosa. Creo que ya va siendo hora de que eso cambie. Por cierto, me ha encantado la anécdota que cuentas al comienzo de esta entrada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Jesús, yo también adoro a Benedetti por su poesía. Por eso, fue una especie de regalo descubrir su prosa. Es un libro muy cortito y se lee muy rápido. "Y también viceversa".Te recomiendo que lo leas de veras, se pasa en un suspiro.

    ResponderEliminar
  3. Es de esas veces que el libro te escoge.
    Lo he leído varias veces, si tuviese que elegir un libro de mesilla sería éste.
    Te recomiendo su primera novela "Quién de nosotros"
    Me encanta Benedetti.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante para mí.