29 ago. 2011

Si no despierto Lauren Oliver

O EL DIA DE LA MARMOTA EN VERSIÓN ADOLESCENTE

Qué puedo decir de este libro de la literatura juvenil: Si no despierto de Lauren Oliver con edición de SM. ¿Que me gustó?: Sí, me gustó mucho, mucho.
Aunque al principio quedé un tanto sorprendida por el lenguaje que usaban Samantha, la protagonista de la novela y su grupo de amigas/arpías, una vez que me hice con su jerga —no porque la desconociera, sino porque me chocaba la libertad con la que hablaban de todo, desde ropa hasta relaciones íntimas—, me metí dentro de un apasionante relato que una vez te engancha, no puedes dejar.

Tal vez tú puedas permitirte el lujo de esperar. Tal vez para ti haya un mañana. Tal vez para ti haya mil mañanas, o tres mil, o diez mil, y te quede tanto tiempo que puedas bañarte en él, entretenerte, dejar que se te escurra entre los dedos. Tanto tiempo que puedas desperdiciarlo. Pero para otras personas, solo queda un hoy. ¿Y sabes qué? Es imposible saber a cuál de los dos grupos perteneces.

 SINOPSIS:

Imagina que solo te queda un día de vida.
¿Qué harías?
¿A quién besarías?
¿Hasta dónde llegarías para librarte de morir?
Samantha está a punto de averiguarlo: el viernes 12 de febrero será su último día. O, mejor dicho, sus últimos siete días, porque todo va a repetirse una y otra vez hasta que se dé cuenta de que cambiar las cosas… está en su mano.





Título original: Before I fall
Autora: Lauren Oliver
Editorial: SM
Traducción: Alexandre Casal Vázquez y Xohana Bastida.
Ed. 2010
Nº págs: 474
Precio: 15,95 €





Como digo en el subtítulo, el libro me recordó a la película Atrapado en el tiempo, en inglés Groundhog Day, aunque mayoritariamente se la reconoce como El día de la marmota, con un divertidísimo Bill Murray y una atractiva Andie McDowell. Si tú eres uno de los pocos que aún no la ha visto, no te la pierdas. Es fantástica, muy divertida.


En esta película, el protagonista cada vez que se levanta amanece en el mismo día (por eso en España le dieron el título de Atrapado en el tiempo), que no es otro sino el que se conoce con el nombre de El día de la marmota; una fiesta que se celebra anualmente en una pequeña población de Pennsylvania cada de dos de febrero y en la que el comportamiento de una marmota, determina cuánto tiempo queda hasta que pase el invierno o cuándo empezará la primavera.

En la novela de Lauren Oliver sucede algo similar, pero con un componente trágico ya que en la película, Bill Murray conseguirá salir del bucle temporal en el que se halla inmerso y en cambio, en Si no despierto, la protagonista se encuentra en ese bucle porque está muerta. Esto es algo que nos deja muy claro Lauren Oliver desde el principio, no engaña a nadie, no se admiten decepciones post-the end. Aún así, no es un libro triste, sino un canto a la amistad, a la cordialidad, al amor… a muchas cosas inherentes en el ser humano y que a menudo son pasadas por alto al encontrarnos engullidos en la vorágine del día a día.

Esperaba, no obstante, que se diera una especie de milagro y que la protagonista de la novela no estuviera muerta en realidad pero esto era muy difícil de conseguir, hubiera sido una burla hacia los lectores descubrir que había estado soñando o algo parecido, así que después de leer el libro te queda esa especie de regusto agridulce. Es igual que cuando ves Titanic. Ya sabes lo que va a pasar y por mucho que cruces los dedos para que el trasatlántico no llegue a chocar contra el iceberg, lo hará porque ya ocurrió y como ya pasó, no puedes cambiarlo, aunque sí puedes contarlo de mil formas distintas. En Si no despierto es exactamente lo mismo. No importa la de veces que la protagonista reviva su último día porque siempre acabará del mismo modo.

Alguien podría pensar que un libro que te cuenta siete veces el mismo día, tiene que llegar a ser tedioso por narices, pero resulta que no porque Samantha hace que ese mismo día sea siempre distinto pues intenta cambiar los acontecimientos que se entretejen como una tela de araña para su salvar su vida. Un día esta feliz y actúa con naturalidad y alegría. Otro, está desesperada porque todo vuelve a ser igual y aunque ya sabe lo que le espera del día, no consigue cambiar los acontecimientos… Hay de todo. A lo largo de la novela, conoceremos muchos personajes, con su nombre y apellido. Mejor dicho, la protagonista los conocerá pues tendrá la ocasión de pasear por distintos paisajes dentro del mismo día y saber lo que estaban haciendo otras personas en otro lugar cuando ella no estaba allí.

Sólo una palabra: ¡Gorgeous!!

No quiero terminar el post sin alabar el trabajo de los traductores —arriba están sus nombres— porque hay muchas palabras, mucho mensaje de texto y muchas expresiones propias que han sabido “clavar” en español.
Y añadir que la portada española, por una vez me gusta más que la original.

2 comentarios:

  1. Te gustó? Dado que parece que tenemos gustos similares quizás me replantee su lectura. Lo empecé y lo dejé por ser el típico grupito adolescente ...

    saludos ^^

    ResponderEliminar
  2. Dranda, al principio me pasó como a ti porque estaba acostumbrada a otro tipo de lectura, pero una vez que te metes en el meollo de la cuestión, lo disfrutas. aunque por supuesto, es como una película para adolescentes, mi valoración final es positiva.kisses

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante para mí.