De todos los cafés y locales del mundo, ella ha tenido que entrar en el mío (Rick)

Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera a aquellos que pretendan envenenar e influir a mis hermanos. Y tú sabrás que mi nombre es Yahvé cuando caiga mi venganza sobre ti. (Ezequiel 25:17)

Alcide: ¿Se va a morir? ¿Qué podemos hacer?

Bill: Rezar

Alcide: Un vampiro y un hombro lobo... ¿Quién nos va a escuchar?

El miedo es el camino hacia el Lado Oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Veo mucho miedo en ti. (Yoda a Anakin en el Consejo Jedi)

24 de may. de 2010

Oscuros Lauren Kate

PREDESTINADOS A ENCONTRARSE,
CONDENADOS A PERDERSE...

Esto es lo único que podrás leer en la contraportada del libro Oscuros de Lauren Kate.
Y esto otro, lo que puedes encontrar en la solapa de la portada:

Helston, Inglaterra, 1854.
Es noche cerrada y dos jóvenes conversan en una remota casa de campo. Se sienten irresistiblemente atraídos el uno por el otro, pero él insiste en que no pueden estar juntos. Ella desatiende sus advertencias y se acerca a él, con paso lento y desafiante.
Cuando se besan, el tiempo se detiene, y un silencio furioso e infinito lo inunda todo…

Título original: Fallen
Autora: Lauren Kate
Traducción: Alfonso Barguñó
Editorial: Montena
1ªEd. marzo 2010
7ªEd. enero 2011
NºPágs. 413

OPINIÓN MUY PERSONAL

Hasta aquí, somos afortunados de que la breve sinopsis no nos haya desvelado nada en absoluto de la trama del libro, como ocurre en otras ocasiones. Ahora bien, yo voy a contar algo más.
El título original de la novela es Fallen, es decir, Caídos. Si en España, se hubieran tomado la molestia de traducir literalmente el título, sabríamos de qué versa el libro. Pero con Oscuros, nos dejan en ascuas, aunque si somos un poco perspicaces, no necesitamos saber más para darnos cuenta de que la novela se refiere a ángeles caídos.
El origen de esta historia se remonta, en realidad, a miles de años atrás...

Cuenta la leyenda que cuando Lucifer se rebeló contra Dios, dando paso a una cruenta guerra en el cielo, dos ángeles rechazaron posicionarse. Se llamaban Daniel y Lucinda, y en lugar de escoger entre el bien y el mal, eligieron el amor, o lo que es lo mismo: se escogieron el uno al otro. Por ello, fueron doblemente castigados: Daniel tendría que pasar el resto de la eternidad vagando por la Tierra como un ser inmortal, y Lucinda se reencarnaría una y otra vez sin recordar jamás su identidad. Su historia de amor estaba condenada a acabar en tragedia, porque a lo largo del tiempo, cada vez que Daniel le revelaba a Luce —en cualquiera de sus distintas vidas— su verdadera identidad, ella moría en el acto.
Podría decir que no me ha gustado pero también puedo admitir que no estará entre mis favoritos.
El libro está narrado en pasado y en tercera persona. La forma de escribir de Lauren Kate podría recordarnos en muchos momentos a Stephenie Meyer aunque para mi gusto, la primera está muy lejos —y para bien— de la segunda.

A FAVOR:

Es una novela que se lee rápido porque el lenguaje es sencillo, cercano y cotidiano. Se puede leer perfectamente en unas horas (yo al menos). La historia no es que esté muy elaborada pero resulta entretenida y en algunos momentos te engancha. Las descripciones de los ambientes y también de los personajes están bien perfiladas sin llegar a aburrir con detalles innecesarios.

EN CONTRA:

Qué no me ha gustado: fácil. Te tiras más de trescientas páginas dándole vueltas a lo mismo, es decir, a nada en concreto, para enterarte al final de lo que ya presuponías puesto que la autora lo deja entrever en los sueños de la protagonista y porque el título original como he dicho arriba es Fallen.

Otro aspecto negativo a destacar es que a pesar de que el libro está dividido en capítulos titulados, no existe un índice ni al principio ni al final para seguirlo, algo que me parece necesario.


SPOILERS, NO LEAS SI NO QUIERES ENTERARTE:

Añadir a esto varias incongruencias del relato. Y voy a contar las que recuerdo de memoria de cuando lo leí hará un par de meses:
- Todavía no entiendo por qué demonios la protagonista no tiene alas pues si mal no he entendido, se supone que es un ángel también como los otros.
- Tampoco quedó claro en ningún momento por qué las sombras se le aparecen a la protagonista de la historia cuando se junta con chicos y no sólo con el chico con el supuestamente está condenada.
- Al chico coprotagonista tampoco lo entiendo. ¿Daniel se da la mano con el antagonista al final del libro después de una batalla épica, otra más de las muchas que han librado a lo largo de siglos? ¡Uppsss, raro-raro!
- ¿Eran todos ángeles caídos en el reformatorio? En teoría no porque hay dos bajas humanas pero… ¿quiénes eran el resto de los mortales y qué hacían ahí mezclados con los otros? ¿No había otros reformatorios más normales para gente mortal y preferiblemente humana?
- ¿Por qué van a parar a ese reformatorio y no están desperdigados por el mundo? ¿Es que siempre terminan todos en Estados Unidos y como en las películas todo ocurre allí? Los ángeles no tienen nacionalidad.
- La historia no se cierra, queda colgada aunque haya una segunda y tercera parte por publicar. He echado de menos un final redondo.

Son sólo unas ideas con las que no pretendo quitar a nadie las ganas de leer el libro porque merece la pena
entretenerse un rato y de paso, si alguien tiene la respuesta a las cuestiones que he planteado, agradecería que me las diera.